La plantilla de una empresa es su mayor activo, pues son los empleados los que trabajan para lograr los objetivos de la empresa. Sabrás, sin embargo, que es necesario que los trabajadores se sientan satisfechos para que se esfuercen al máximo. Por eso has de trabajar en el employee engagement y hacer todo lo posible para que se sientan parte de la empresa.

¿Por qué es importante el employee engagement?

Podemos decir que, a grandes rasgos, hay dos tipos de empleados. Los primeros son los que hablan mal de la empresa y están deseando durante todo el día que llegue la hora de plegar. Los segundos llegan a sentirse realizados e incluso hablan bien de la compañía para la que trabajan porque están a gusto en ella.

Evidentemente, lo que te interesa es que en tu plantilla haya más trabajadores de este segundo tipo. Una persona que se siente bien con lo que hace también se esforzará más para desempeñar sus tareas. La productividad será mayor y esto se notará en los resultados.

Por otro lado, tener a los trabajadores contentos reduce el estrés laboral y contribuye a crear un mejor ambiente. Esto es especialmente importante si las tareas de los empleados implican relación directa con los clientes. Podría ser el caso de las personas encargadas de contestar al teléfono o por email.

employee-engagement-participacion-en-el-equipo

 

Ideas sobre el employee engagement: ¿cómo conseguirlo?

1- Motiva a tus empleados

Hay jefes que se limitan a comunicarse con los trabajadores cuando hacen algo mal. En cambio no son capaces de reconocer un trabajo bien hecho y hacer cumplidos por ello. Es recomendable que tengas palabras amables con las personas que trabajan para ti cuando consideres que han hecho las cosas bien.

Por ejemplo, si piensas que alguien ha gestionado correctamente una crisis con un cliente, ¿por qué no felicitarlo?

2- Incentivos para empleados

Otro error es pensar que la satisfacción del trabajador depende solo de tener un buen sueldo. El salario influye mucho, pero no es el único factor que condiciona el nivel de bienestar de la plantilla.

Otros incentivos pueden ser las medidas de conciliación laboral o tener cierta flexibilidad en los horarios. También la posibilidad de teletrabajo o la jornada intensiva los viernes y en verano favorecen en este sentido.

Por otro lado, te conviene que tus trabajadores se sientan realizados, y una buena manera de conseguirlo es que estén en constante aprendizaje. Para ello puedes ofrecer programas de formación gratuitos o a un coste reducido. De esta manera tendrás una plantilla con unos conocimientos actualizados y satisfecha con su situación laboral.

3- Feedback

employee-engagement-oficina-trabajadores

 

Lo ideal en un espacio de trabajo es que la comunicación entre empleado y empleador sea fluida. Tú tienes que hacerle saber a las personas que trabajan para ti qué es lo que esperas de ellas. También has de comunicarles en qué pueden mejorar y mantenerlas al día del estado de los proyectos.

Por otro lado, los empleados han de sentirse confiados como para hacerte sugerencias y plantearte dudas. Así ellos estarán más a gusto en su puesto de trabajo, pero tú también tendrás oportunidades de mejora. Piensa que ellos están en contacto con áreas de la compañía en las que tú no te mueves tanto. Por eso pueden aportar información útil.

4- Buen clima entre los compañeros

No se trata de hacer amistades necesariamente, pero sí de tener un buen ambiente en el espacio de trabajo. Hay objetivos comunes que la plantilla ha de cumplir en conjunto, y eso no sería posible si la relación es mala.

A veces es conveniente celebrar dinámicas de grupo que ayuden a reforzar los lazos entre compañeros.

El espacio de trabajo: clave para el employee engagement

employee-engagement-trabajador-en-su-puesto

 

Hasta hora hemos hablado de incentivos, comunicación y relaciones. No obstante, el espacio físico de trabajo también tiene un gran impacto en el estado de ánimo de los empleados. Por eso es muy importante que cuides los detalles.

Lo primero es procurar que no falte ningún elemento necesario. Por supuesto, los ordenadores, impresoras y otras herramientas de trabajo han de estar en buen estado. Además, nunca va mal tener instalaciones que sean útiles para el día a día de las personas. Hablamos de máquinas de café, microondas, comedor y otros.

También hay que procurar que todo esté limpio y ordenado, pero también que el entorno resulte agradable. Por ejemplo, tener luz natural favorece el buen ánimo y también reduce los problemas visuales. Las plantas, cuadros y otros elementos decorativos, por su parte, hacen que el ambiente no sea tan estéril.

employee-engagement-reunion-de-proyecto

 

En definitiva, vemos que el employee engagement no depende solo del sueldo. Hay muchas medidas que puedes tomar para que tus empleados se sientan implicados con la empresa. Es necesario que lo hagas, pues ya has podido ver que un trabajador satisfecho también es más productivo. Asimismo, el clima de trabajo mejorará si no hay empleados descontentos, de modo que se trata de algo que afecta a toda la plantilla.

¿Tienes preguntas o comentarios?

Comentarios